jueves, 16 de febrero de 2017

EVOLUCIÓN HUMANA Y VERDADES A MEDIAS

Seguramente las verdades a medias son las peores mentiras. Cuentan que en el Siglo XVII un capitán de navío que cubría la ruta entre Huelva y las Américas, tenía un primer oficial con demasiada afición al vino. El capitán le había advertido varias veces que si seguía en semejante estado de embriaguez permanente se vería obligado a dejar constancia de ello por escrito en el diario de a bordo; amenaza grave, puesto que tal acta suponía la degradación y expulsión de la oficialía tras la llegada a puerto. Finalmente una noche el capitán escribió: “Día 7 de agosto. Hoy el primer oficial estaba borracho”. Enterado el primer oficial suplicó al capitán que borrara aquello y que le diera una nueva oportunidad, pero el capitán no dio marcha atrás. Al día siguiente el primer oficial, encargado ese día de anotar las incidencias en el diario, escribió como venganza: “día 8 de agosto. Hoy el capitán estaba sereno”. La anotación no constituía ninguna mentira en absoluto, pero ¿qué impresión causaría al lector? ¿De quién desconfiaría más el almirantazgo ante las dos anotaciones?

No ha habido con toda seguridad una verdad a medias más extendida y más engañosa en el campo de la Ciencia que la imagen rutinaria y estereotipada que se suele ofrecer de la evolución humana en medios de divulgación y libros de texto.

La evolución humana es representada como una flecha. En la parte izquierda se coloca un mono arborícola. A su derecha un australopitecus. Más adelante, siempre dirigiéndose por un sendero imaginario, un homo hábilis. Más tarde un homo erectus, luego un neanderthal y por último un ser humano moderno. Vista de este modo parece como si la evolución fuese un tobogán que inevitablemente desemboca en nuestra especie. Da la impresión de que los simios hubieran estado sometidos a una misteriosa tendencia que los conduce en dirección a la inteligencia humana. Es como si la evolución estuviese, a pesar de todo, dirigida por unos hilos ajenos a la propia vida. 

Sin embargo tal imagen es un pálido y sesgado reflejo de la realidad. La complejidad de la evolución humana es mil veces más rica y desde luego no hay nada que haga pensar que sea un camino trazado con una finalidad predestinada. Nada en absoluto. Como guinda, esas reconstrucciones siempre presentan dibujos de individuos de piel blanca y sexo masculino. No sólo es una imagen simplista, sino que también es racista y machista.

La historia de la evolución humana, reconstruida gracias a abundantes restos fósiles y relojes moleculares no es una flecha, se asemeja más bien a un árbol. El tronco arrancaría de los últimos antepasados comunes entre los chimpancés y los humanos, allá por el mioceno, hace unos 10 millones de años. Nuestra rama, los homínidos, originó pronto tres géneros: los ardipithecus, los australopitecus y los paraantropus. De cada uno de ellos se conservan restos fósiles de varias especies. Todos ellos eran simios bípedos que habitaron África hasta hace un millón de años. Pero mucho antes de su desaparición, las mutaciones y la selección natural hicieron aparecer una nueva rama: el género homo que daría lugar a varias especies de aspecto más parecido a los humanos actuales: rudolfensis, hábilis, ergaster y antecesor, que a su vez evolucionaron a nuevas especies a partir de poblaciones asentadas en Asia (erectus) y en Europa (heidelbergensis y neandertales)

Estos debieron ser momentos excitantes puesto que había épocas en las que existían a la vez hasta 10 especies diferentes de homínidos. Momentos en los que convivían 10 humanidades distintas, coexistiendo en los mismos lugares y compartiendo los mismos recursos. Pero hace unos cien mil años todo cambió cuando, de nuevo en África, evolucionó nuestra especie (h. sapiens). Ésta se iría expandiendo y acabaría con el resto de especies de homínidos.

El árbol ha quedado desmochado y con una sola ramita viva. De las 80 especies de primates, nuestra familia sólo cuenta con una: nosotros. Pero eso no es todo. Las 80 especies de primates representan un grupo minúsculo dentro de los mamíferos, a diferencia de las 1000 especies de roedores o las 1000 especies de murciélagos. A su vez, las 4000 especies de mamíferos representan un grupo escaso de vertebrados, en comparación con las veinte mil especies de peces. ¿Continuamos? Tal vez parezca un número grande las cuarenta mil especies de vertebrados pero se trata de una cifra ridícula en comparación con el millón de especies de insectos que habitan la Tierra. Un matemático diría que es una buena aproximación decir que todos los animales de la Tierra son insectos. Un marciano que estudiara la vida animal en la Tierra, sin duda llegaría a la conclusión de que la evolución ha conducido al éxito incuestionable de los insectos. De los vertebrados diría que hemos conocido épocas mucho mejores. En los libros de texto, sin embargo, nunca aparecen como ejemplo de evolución los insectos pese a que no han hecho más que expandirse por todos los ambientes imaginables y su número de especies no ha parado de aumentar. Los insectos no son representados como ejemplo de éxito evolutivo. Los insectos nunca son ejemplo de nada.

Tal vez a alguien le suene triste pero nuestra especie es un subgrupo escaso dentro de un grupo escaso dentro de otro grupo escaso. Si somos el resto de un resto ¿cómo se puede afirmar que la inteligencia humana es el producto final y esperable de la evolución? 

Por último, es interesante recordar que los australopitecus habitaron la Tierra durante al menos tres millones de años, pese a que hoy los consideraríamos estúpidos y poco inteligentes. Nuestra especie lleva aquí unas decenas de miles de años. ¿Alguien apostaría a que vamos a durar más que los australopitecus?

Manuel Buil Trigo

 Más información en:
http://www.monografias.com/trabajos48/origen-universo/origen-universo5.shtml
Stephen Jay Gould “La grandeza de la vida” (Editorial temas de hoy) Última edición: 2007

18 comentarios:

  1. Carlos Pallarés5 de abril de 2017, 6:56

    En mi opinión la evolución humana es la más destacada debido a que somos los seres vivos más perfectos del planeta, capaces de realizar comportamientos más complejos que todos los demás. Puesto que importa mas la calidad que la cantidad, nuestra evolución es la que más interés crea. Pero que seamos los seres más perfectos no significa que no podamos mejorar más aún y adaptarnos a las futuras condiciones del planeta, desconocidas por ahora. Ya que si llevamos evolucionando toda nuestra historia, ¿por qué íbamos a dejarlo de hacer ahora? Yo creo que seguiremos evolucionando de forma gradual conforme cambien las condiciones ambientales del planeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Aquí algunas muestras de nuestra perfección.

      http://cienciadesofa.com/2013/11/isla-de-basura.html

      http://www.enbuenasmanos.com/prostitucion-infantil

      http://elpais.com/elpais/2015/05/05/eps/1430834532_513617.html

      Eliminar
  2. En mi opinión la mayor parte de la población directamente al oír la palabra evolución se le viene a la mente la imagen del ser humano, la mayoría no llega ni a percatarse de que todos los seres vivos evolucionan y eso en mi opinión sucede porque al igual que como otras cosas en la ciencia los descubrimientos no son usados solo con fines del conocimiento de la verdad sino que son una gran fuente de negocio y beneficio y eso es lo que puede haber hecho que la evolución humana sea el centro de la evolución y no la de los insectos, ya que es un tema más atractivo que llama más y que vende más causando un mayor interés social más que otra cosa. Probablemente si publicásemos dos libros sobre la evolución uno del ser humano y otro de insectos, pese a que este nos aclararía detalles más fascinantes o muchos más ejemplos sobre caracteres evolutivos sin duda los beneficios y ventas estarían dominados por el del ser humano. En cuanto a las pregunta formuladas sobre que la inteligencia humana es un producto final y esperable de la evolución, no creo que sea algo definitivo sino que el ser humano seguirá desarrollando la inteligencia porque la necesitará para seguir siendo la especie dominante y en cuanto a si esto es esperable, en cierta medida se podría decir que no ya que de todas las especies que hay la probabilidad de que nosotros fuésemos la más desarrollada intelectualmente era mínima con lo cual no era algo que pudiese predecirse ni mucho menos. En cuanto a la posibilidad de durar más que el Australopithecus yo considero que es muy improbable porque el Australopithecus luchaba por la supervivencia y esta dependía de su adaptación pero no existía nadie que pudiese llevar a cabo la extinción de la especie, pero actualmente y en un futuro las tecnologías serán mucho más avanzadas y o el ser humano aprende a convivir en paz o una guerra futura con las tecnologías que habrá acabaría con la especie o sino las máquinas podrían acabar dominándonos, no deja de ser otra posibilidad.

    ResponderEliminar
  3. En mi opinión creo que, el ser humano es una tan minúscula parte de la evolución, que los dos únicos motivos de que nos centremos en nuestra evolución es en gran parte nuestro pensamiento antropocentrista de como concebimos la vida, y el dinero, que al fin y al cabo es lo que nos acabara destruyendo en gran medida. Creo que a esta especie le quedan los días contados en este planeta y que si pasa algo con el ser humano el único responsable es el mismo. Tras millones de años de evolución y millones de especies evolucionando, la nuestra ha sido la que mas capacidad cognitiva ha desarrollado, pero quizás por eso mismo seremos la que menos dure aquí, somos capaces de realizar cosas asombrosas pero nunca dejara de perseguirnos el egoísmo, la corrupción, el racismo y miles de defectos mas, que no digo que el resto de seres no tengan defectos, pero si que a nosotros nos van a condenar a un futuro peor. Realmente el mayor afectado de todo nuestro comportamiento no somos nosotros (que si nos extinguimos pues mira, ajo y agua) si no que es el resto de biosfera, que ha visto como en a penas unos pocos miles de años hemos destruido el planeta. No nos engañemos, poco o nada bueno hemos aportado en este mundo y como dice esta cita: Si desaparecen todos los insectos de la tierra, en menos de 50 años desaparecerá toda la vida... Si todos los seres humanos desaparecen de la tierra en menos de 50 años todas las formas de vida florecerán.

    ResponderEliminar
  4. Me ha parecido muy interesante el relato sobre las verdades a medias. Es una anécdota que puede ser aplicada en muchos ámbitos de nuestra vida, ya que en la mayoría de las ocasiones, las verdades a medias causan más daño que las mentiras. Las verdades a medias traen como consecuencia una mala interpretación en las personas sobre un aspecto, en este caso la evolución (aunque puede ser cualquier tipo de ejemplo: confundir el término de feminismo con el de hembrismo, dejarnos guiar por todo lo que se nos comunica por los medios de comunicación o la publicidad engañosa que vemos diariamente...)
    Estoy de acuerdo en señalar que se ha extendido que la evolución se trata de un proceso lineal, donde los monos "inevitablemente" tienden a evolucionar hacia seres más "perfectos", como somos los humanos, cuando realmente se trata de un proceso mucho más complejo, asemejándose más bien a una forma de árbol, y también alertar de la discriminación social que conlleva esta imagen.
    Además, la evolución humana desde siempre ha sido la más estudiada, desde mi punto de vista, opino que se debe a que es la que más interés despierta y a muy pocas personas atrae estudiar la evolución de un "ser inferior" o que resulta más "desagradable" o "feo". Además, hay un interés económico detrás y es preferible destinar el dinero para unos propósitos (que en mi opinión sólo traen desgracias, como por ejemplo las armas) que para otros fines educativos, como puede ser investigar la evolución de los insectos.
    Por último, sobre la pregunta de si vamos a durar mucho más que los australopitecus, la respuesta es no. Me gustaría responder un sí, pero pese a que en la actualidad veamos a estas especies estúpidas, opino que muchos de nuestros comportamientos son más estúpidos, ya que los australopitecus luchaban por su propia supervivencia y en cambio, nosotros los humanos, estamos causando nuestra propia extinción (guerras, pobreza a costa de la riqueza de otros, contaminación, calentamiento global, totalitarismos, corrupción, discriminación tal como: el racismo, machismo, xenofobia, transfobia, homofobia... )

    ResponderEliminar
  5. En mi opinión no creo que podamos afirmar que la inteligencia humana sea la mejor de todas y la más esperada ya que, como has explicado, nuestra especie pertenece a un grupo muy pequeño, en cambio los insectos ahora mismo tienen mucho más éxito que nosotros en la Tierra, son muchas más especies.

    Además no creo que nuestra inteligencia sea tan buena porque si fuera así no estaríamos destrozando el planeta con la contaminación, con la sobreexplotación de recursos y con todo lo malo que estamos haciendo a la Tierra.

    También opino que la típica imagen de la evolución humana de una flecha que va desde un mono arborícola hasta un homo sapiens ha hecho mucho daño ya que a partir de ahí la gente se piensa que todos los monos han tenido como finalidad llegar hasta nosotros, cuando se sabe que eso no es así y solamente sabemos que tanto nosotros como los primates actuales tenemos un antecesor común.

    Y respecto a la última pregunta yo creo que con lo mal que estamos tratando a nuestro planeta, no nos deben quedar muchos años más aquí, y por lo tanto pienso que los australopitecus supieron tratar mejor a la Tierra por eso habitaron aquí millones de años.

    ResponderEliminar

  6. El ser humano,desde mi punto de vista,se ha alejado de todas las directrices que rigen el equilibrio en la biosfera.Si nos ponemos a comparar nuestros objetivos (por mucho que nos moleste)no se diferencia apenas del ciclo vital de un virus,llegamos,arrasamos y nos vamos.Yo creo (y con esto me siento respaldado por los años de estudio de el comportamiento de la vida) que los seres vivos no tienen estas tendencias,es decir,siguen un equilibrio fino entre depredador y presa,entre productor y consumidor...no apelo a una fuerza sobrenatural subyacente ni a un manual de control poblacional escrito por Malthus,me refiero a que la propia biosfera se limita,si hay muchos mosquitos habrá mas ranas,y al tiempo que estos se reduzcan esto aran ellas.Pero...¿entonces insinuo que el hombre no es un ser vivo,es como un virus,o todavía peor,lo considero como un ente ajeno a la vida y por tanto es producto de una creación?.la respuesta es tajantemente no.No somos seres no vivos,pues hacemos las funciones vitales y dudo mucho mas que seamos producto de la creación a imagen y semejanza de un dios...si que es verdad que hay algo que nos diferencia,que nos permite unas jugadas en el tablero de la vida que antes atribuimos a un dios que tiraba unos dados donde no pudiera verlos,ahora nosotros somos los que a fin de cuentas tiramos los dados,puede sonar hasta poético ,pero la misma naturaleza ha sido la que se ha dado ese poder a si misma al entregarle al homo sapiens la conciencia,y a la vez ha sido su propia verduga.¿quien duda hoy en día de la evolución? A grandes rasgos nadie,pero todavía somos reticentes a considerar nuestra existencia fruto de azar y la variación y menos aun que nuestra intocable psije,concebir algo tan ajeno desde nuestro punto de vista a la naturaleza es hija suya,tanto como el anca de una rana o el flagelo de una bacteria,pero...en sus comienzos el hombre "moderno" ya gozaba de esta capacidad cognitiva fue algo posterior lo que nos haría los "virus" en que nos hemos convertido.la cultura nos permitió acumular conocimientos,la acumulación llevo a la predicción y esta al control,a lo que hoy llamamos ciencia.lo que antes atribuimos a un dios sobrenatural lo consideramos algo cotidiano como volar,pero como ya dijo honkheimer,todo lo que hoy tenemos es fruto del sufrimiento de otros ahora y en el pasado,yo incluso lo aumentaría todavía mas,es fruto de la degradación de la biosfera,los humanos,fruto de la evolución se cargan a su verdadero creador en el seno que los vio nacer,no es una conducta que digamos se permita en la vida,entonces,¿por que la vida ni nos elimina? Sencillamente porque aún no puede,nosotros no estaremos quien para siempre y estoy convencido de que la vida seguirá sin nosotros,a otro ritmo,pero sin un ápice de nuestro paso por la vida.aunque creamos que somos los verdugos de la tierra,es ella la que nos matara ,porque aunque en nosotros no se manifiesten los efectos de la evolución porque ya hemos trascendido de ella en el momento en que nuestra ciencia para sus mecanismos,cuando estemos desprevenidos nos atacara,y pondrá aprueba nuestro derecho a pertenece a este mundo ,no al revés ,como muchos piensan.si que es verdad que hay científicos que apoyan la hipótesis de que los humanos evolucionaremos,pero estoy totalmente convencido que distara mucho de la evolución a la que estamos sometidos,sino simplemente porque esta encontrara otros mecanismos,o,quien sabe igual nosotros transcendamos a la biologia y nos hagamos meros paquetes de datos.en definitiva,puede que los australopitecos no hubieran ordenadores y ciencia ,pero puede que esa fuese su clave de sobrevivir,saber lo necesario,a fin de cuentas para pasar otro día mas,como siempre se ha dicho,el poder conlleva una gran responsabilidad y en mi opinión el saber unos riesgos ,que hoy en día o desconocemos o preferimos no enfrentarnos a ellos.

    Guille G.S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces, vida e inteligencia están condenadas a separarse, pero, ¿Cuándo y cómo sugieres que sucederá? ¿Extropía?

      Eliminar
  7. En mi opinión la inteligencia humana es una parte de la evolución, ya que no solo ha evolucionado nuestra inteligencia sino la de todos los seres vivos, en cambio nosotros hemos podido desarrollar una mayor capacidad para comportamientos más complejos, situándonos a nosotros como eje central de la Tierra, eso no quiere decir que seamos la especie más abundante en la Tierra, ya que los insectos nos sobrepasan por bastante, pero aún siendo un mayor número no quiere decir que puedan pensar como nosotros.

    En lo que se refiere a los australopitecus en mi opinión es que en aquella época debieron de ser el medio para llegar hasta la actualidad y por ello aún tenían que evolucionar, poseyendo unas características diferentes a las actuales y por eso creemos que eran estúpidos desde nuestro punto de vista, pero quien sabe si fueron los más intelectuales de entonces, por algo duraron tanto tiempo.

    Respecto a la última pregunta yo creo que si llevamos todo este tiempo viviendo aquí porque no podremos durar más que los australopitecus, siempre que se evolucione a un sostenimiento del planeta
    ya que si esto no se produjera, tal y como vamos hoy en día poco nos podría salvar.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Pablo Sabés Medrano6 de abril de 2017, 13:04

    Como bien dicen, la esencia se guarda en tarro pequeño. Aunque al final hayamos acabado siendo una de las especies, de la especie, de la otra especie, también podríamos decir, que lo que bien empieza bien acaba. Aquí estamos a pesar de todo, estos somos nosotros los únicos que en lugar de crecer y crecer como los insectos, hemos disminuido. Hemos sido capaces de destruirnos con guerras, contaminación, pobreza extrema...
    Pero también es verdad, que yo creo en la humanidad, y por eso me quedo con lo bueno que tenemos, con nuestra capacidad de sentir, de luchar, de entrega por lo que creemos. Somos capaces de salir a correr solo por que nos hace sentir bien, no necesitamos hacerlo por supervivencia. Es estar en el momento, sentir, disfrutar, amar. No solo pasamos por la vida, crecemos y subsistimos como un insecto.
    Respecto a la pregunta si los seres humanos nos creemos la especie más inteligente probablemente si, por que pensamos siempre que somos mejores que el otro y nos creemos con derecho a todo aunque con ello nos llevamos muchas cosas por delante... Y una muestra de ello es el relato del comienzo del texto. Aunque nos creamos los más inteligentes, ¿somos los más listos?
    Contestando a tu segunda pregunta sobre si duraremos más, no lo se, probablemente no... Pero nunca hay que subestimar al ser humano...

    ResponderEliminar
  10. En mi opinión pensar que somos el último punto de una línea recta sirve para pensar que somos mas importantes que los demás. Sin embargo si observamos los datos no somos más que una mota de polvo. Tampoco somos los únicos que tenemos inteligencia y consciencia, quizás si los que mas desarrollada la tenemos. Pero eso no es escusa para ser mas importante que el resto de especies.
    Es muy posible que en un futuro la inteligencia siga evolucionando y cuando nos estudien nos vean comos nosotros a los anteriores hominidos.
    Sobre la pregunta de los austrolopitecus, creo que la respuesta es un no ya que estamos dañando gravemente el planeta, produciendo guerras por los recursos, pobreza... No tenemos la misma necesidad de supervivencia que tenian ellos, así no nos damos cuenta de como estamos dejando todo.
    Laura Parrilla

    ResponderEliminar
  11. Cuando reflexionamos acerca de la teoría de la evolución, a la mayoría de las personas nos viene a la mente la imagen del mono que evoluciona hacia el ser humano actual; pero esto solamente es la punta del iceberg, ya que dejamos al margen la evolución de otras especies igual o más importantes que la nuestra. Esto quizá se deba a que nos sentimos el centro del universo y creemos tener la razón y el poder de todas las cosas y nos consideramos más inteligentes y superiores al resto de especies.
    En mi opinión, respecto a la pregunta de si vamos a durar más que los australopitecus, al ritmo que llevamos de destrucción, contaminación y poco respeto hacia el planeta, creo que va a ser prácticamente imposible igualarlos.
    La conclusión que he sacado con este artículo es que las verdades a medias o el sesgo de la información distan mucho de la realidad.

    ResponderEliminar
  12. En mi opinión creo que es un artículo el cual la gente debería leer, ya que al hablar de evolución lo más común es que la gente piense en que es un proceso lineal en el que los monos han evolucionado hacia nosotros y no es así. Lo cierto es que procedemos de un antecesor común los primates actuales y nosotros. Siempre se habla más de la evolución humana ya que se le concibe como más interesante, por ello la gente no se percata en que todas las especies de nuestro alrededor han evolucionado y que al fin y al cabo nuestra especie es muy pequeña comparada con otros grupos como son los insectos, que son la gran mayoría de la Tierra. También se le presta más atención a la evolución humana debido a unos intereses económicos que siempre son en definitiva los que mueve el mundo y la gran mayoría de los asuntos. Se cree que la evolución ha hecho que se tienda a la perfección que existe en nosotros pero en realidad no es así. Ni mucho menos somos perfectos. Nuestra inteligencia no están buena como se concibe ya que si así fuera no estaríamos destrozando el planeta tal y como lo estamos haciendo en tan poco tiempo.
    Y con relación a la última pregunta no creo que podamos durar mucho más ya que estamos dañando la Tierra y no se debería considerar a nuestros antepasados como gente tonta ya que ellos perduraron durante mucho tiempo y con ello no dañaban la Tierra.

    ResponderEliminar
  13. No es imaginable el pensar que somos perfectos o que somos los únicos que evolucionamos. Todo a nuestro alrededor evoluciona y es muy egoísta pensar que teníamos que existir porque sí, porque estaba predestinado. Una acumulación de procesos, por suerte o por desgracia , son los que nos han llegado a crear. Con respecto a la última pregunta creo que no vamos a durar mucho tiempo más y que pronto seremos un simple recuerdo que la forma de vida que nos estudie, si alguien nos estudia, en el futuro nos verá como una especie que se llevó a su propia destrucción y a la destrucción de las demás especies. Con todos nuestros inventos, con todas nuestras máquinas poco a poco estamos acabando con todo lo que nos encontramos a nuestro paso. Dentro de pocos miles de años, si seguimos aquí, habremos acabado con la mayoría de la biosfera y los recursos naturales que nos hayamos encontrado.

    ResponderEliminar
  14. Creo que hasta hace un siglo, aproximadamente, la raza humana tal vez habría podido convivir con el resto de especies de seres vivos del planeta, sin embargo, en la actualidad solo preservamos aquellas especies que nos aporten beneficio directo, y destruyamos a las que no, aunque esto suponga que la mitad de la producción agrícola valla destinada a alimentar ganado -dicen que hay hambre en el mundo-

    Probablemente, la humanidad extinguirá en un futuro, cada ver más cercano, a la mayoría de las especies animales que no sean domésticas, y el resto, estará en zoológicos y alguna reserva natural.
    Es posible que terminemos de destruir la capa de ozono o de exterminar la vida marina, pero, con suerte, nos mataremos entre nosotros antes de que esto pase, o que cambie la conducta humana, aunque esto es mucho menos probable.

    ResponderEliminar